Malanga: el alimento que querrás introducir en tu dieta

La malanga es un tubérculo muy popular en la cocina latinoamericana –especialmente, en la cubana- pero apenas conocido en nuestro país. En Elektra Madrid conocemos bien sus beneficios y por eso hemos decidido incluirla en algunos platos de nuestra nueva carta, como en la deliciosa hamburguesa vegana que acabamos de presentar.

¿Quieres saber por qué nos gusta tanto? ¡Te lo contamos!

Malanga: el alimento que querrás introducir en tu dieta

Propiedades de la malanga

La malanga ofrece importantes nutrientes para el cuerpo humano, entre los que podemos destacar una alta dosis de vitaminas, en especial de vitamina C, de vitamina B y de vitamina E. Este cóctel vitamínico nos ayuda a cuidar nuestra piel y a retrasar el envejecimiento cutáneo, al mismo tiempo que su poder antioxidante se encarga de proteger órganos como el hígado o el corazón.

Además, la malanga también es fuente potasio, magnesio, fósforo y sodio, y es muy baja en grasas, de manera que puede introducirse sin problema en la dieta de aquellas personas que buscan bajar de peso sin renunciar a propuestas nuevas y llenas de sabor.

Malanga: una buena amiga del sistema digestivo

La malanga es un alimento ideal para proteger nuestro sistema digestivo, ya que reduce de manera significativa la sensación de ardor que produce el reflujo gastroesofágico y favorece las buenas digestiones.

Además, su alto aporte en fibra resulta muy beneficioso para aquellas personas que sufren tanto estreñimiento crónico como estreñimiento ocasional, puesto que facilita el tránsito del intestino y nos ayuda a ser más regulares.

¿Cómo podemos tomar la malanga?

Tan solo debemos tener en cuenta una consideración importante a la hora de emplear la malanga en la cocina: no consumirla nunca cruda, porque podría sentarnos mal.

Al margen de esta recomendación, los límites solo los ponemos nosotros. Podemos cocerla, añadirla a nuestras sopas o purés, freírla, e incluso emplearla para hacer postres como buñuelos, flan o panocha, un postre típico de la gastronomía cubana aunque no demasiado conocido.