Por qué no debes regalar animales esta Navidad

Ya están las luces encendidas en las calles, los turrones y los mazapanes en los lineales de los supermercados, y el Black Friday ha dejado inaugurada la campaña de compras navideñas. Estamos seguros de que, en estos mismos momentos, podemos encontrar a muchas personas preguntándose qué regalar a sus padres, a sus hijos, a sus mejores amigos, a sus parejas… y es probable que más de uno haya pensado en un animal: ese gato que le haría tanta compañía, esa tortuga que tanto le gustaría cuidar, o ese tipo de perro por el que suspira cada vez que se cruza a uno por la calle.

Da igual la especie. Hoy venimos a explicarte por qué no debes regalar animales esta Navidad y las razones son mucho más serias de lo que una compra compulsiva puede hacernos imaginar.

Por qué no debes regalar animales esta Navidad

5 motivos para no regalar un animal esta Navidad

1. Puede que nos resulte increíble este dato, pero seis de cada diez animales regalados durante el periodo navideño acaban abandonados. Y no solo hablamos de perros y gatos, sino también de roedores, reptiles, aves…

2. Tener un animal supone una responsabilidad muy grande, que debe valorar y decidir cuándo quiere tomar la persona que va a cuidar ese animal, y no ninguna de su entorno.

3. Mantener un animal supone un gasto continuo en alimentación, desparasitación, veterinario, accesorios para su cuidado, etc., que no todo el mundo puede o se quiere permitir.

4. Un animal es un ser vivo y sintiente y debe tratarse como tal, no como un objeto.

5. Y, como tal, no debería nunca ser comprado, sino adoptado.

Por qué no debes regalar animales esta Navidad

DAZ y la campaña ‘Los animales no son un regalo’

La asociación Defensa Animal Zamora (DAZ) lleva ya varios años difundiendo la campaña ‘Los animales no son un regalo’, con la que busca concienciar a la población sobre la responsabilidad que supone ampliar la familia con un animal.

Su presidenta, Miriam García, nos explica que esta iniciativa “nace a finales de 2011 como una necesidad de trasladar a la sociedad que cada animal de compañía es un individuo, que no se convierten en objetos porque se acerque la época navideña o cualquier otra fecha señalada”.

Por qué no debes regalar animales esta Navidad

Un animal exige unos cuidados y una responsabilidad que no todo el mundo está dispuesto a aceptar, y por eso es importante que sea la propia interesada o interesado quien tome la iniciativa y no sus amigos o familiares. “Quizá la persona que recibe ese animal en forma de regalo no tenía prevista esta gran modificación en su estilo de vida, no se había planteado ni había aceptado consigo misma esos cambios. Evidentemente, quien lo decide por sí mismo será porque, tras valorarlo, le resulta beneficioso, pero aquella persona a la que se le regala un animal no se le ha dado la oportunidad de decidirlo por sí misma y eso es muy peligroso y puede tener consecuencias nefastas. De ahí el lema de nuestra campaña”, señala la presidenta de DAZ.

¿Qué sucede con los animales regalados en Navidad?

Sabemos que muchas familias reciben a un animal siempre con los brazos abiertos, y están dispuestas a cuidarlo durante toda su vida, por eso no es nuestra intención generalizar. Pero a tenor de las estadísticas, sabemos que buena parte de los animales regalados en Navidad terminan en la calle, y en este sentido los datos son escalofriantes. Según el estudio de la Fundación Affinity  solo en el último año fueron recogidos más de 137.000 perros y gatos en nuestro país.

Por qué no debes regalar animales esta Navidad

Silvia Domínguez Murtinheiro, veterinaria de la Clínica Veterinaria Somo, nos lo explica en primera persona: “No sólo me llegan casos así por ser veterinaria, siempre hay algún amigo, vecino, familiar que ha sufrido (o provocado) este tipo de situaciones. Desde mi experiencia, esto es más frecuente con perros. Es más habitual que una familia se canse de un cachorro, que en la tienda es muy mono pero en casa muerde alfombras, destroza muebles, se hace pis y caca por todos lados y ladra. Es un tema que me enfada mucho, y puede que no sea objetiva, pero me parece de una gran irresponsabilidad, y me molesta mucho más cuando hay niños en casa; creo que se le están dando unos valores a esos niños muy equivocados de lo que es ser responsable y consecuente con las decisiones”.

Silvia nos cuenta que, ante situaciones así, desde la clínica intentan “buscar protectoras que se hagan cargo de ese animalito, publicamos el caso en redes sociales e intentamos que esa familia al menos se haga cargo de los primeros gastos hasta que vuelva a tener un hogar. Lo que es un atraso desde mi punto de vista es que no haya una base de datos donde los veterinarios podamos hacer una lista de personas no válidas para adoptar o hacerse cargo de un animal, ya que es frecuente que se cansen de un cachorro un año y como ha sido todo un proceso tan fácil, al año siguiente por otro impulso vuelvan a comprar otro cachorro”.

Ella misma relata que, por desgracia, “esto es también muy triste en las adopciones. Hay muchas personas que recurren a adoptar porque “les sale gratis”. Evidentemente esas personas no han tenido en cuenta que ese perrito o gatito pueda enfermar o que sufra accidentes que puedan suponer muchos gastos”.

Por qué no debes regalar animales esta Navidad

Por ese preciso motivo, en DAZ defienden que “un animal nunca debe ser un regalo, porque lo cosifica y porque puede conducirlo a un futuro incierto a lo largo de sus años de vida. Regalar una vida no es recomendable: solo uno mismo debe decidir si quiere incluir la vida de otro en la suya propia. Y en las fechas navideñas, que especialmente tendemos a regalar y a veces a guiarnos más por el corazón que con la cabeza, pueden suceder este tipo de situaciones que en abril se han convertido en insoportables”, añade Miriam García al respecto.

¿Qué responsabilidades deberemos afrontar?

Por qué no debes regalar animales esta NavidadNo dejamos de hablar de la responsabilidad que trae consigo incluir un animal en la familia, así que es el momento de concretar a qué nos referimos. Para ello, volvemos a consultar a Silvia, que reconoce que “desgraciadamente, todavía seguimos teniendo cuidadores que creen que los gastos veterinarios serán mínimos”.

La veterinaria mantiene que incluir un animal en la familia “es una decisión que debería ser igual de meditada que tener un bebé. Ese nuevo miembro necesita mucho tiempo para que sea un animal sociable y sano mentalmente y supone un gran gasto económico desde el principio: las primeras vacunas, desparasitaciones, la alimentación de gama alta, camas, cirugías preventivas (como puede ser la esterilización), etc.”

Pero no solo eso: un animal implica “un cambio en el estilo de vida, en el tiempo de ocio o a la hora de elegir los destinos vacacionales de la familia, por ejemplo. Seguimos escuchando frases de adoptantes que han decidido adoptar un animal ‘porque le salía gratis’. ¿Gratis?, eso es como decir que alguien nos ha regalado un coche con la primera mensualidad pagada y el resto a nuestro cargo; nos queda destinar mucho dinero a ese coche si queremos seguir usándolo”, apunta Silvia, y en Elektra Madrid no podemos estar más de acuerdo.

Mantener un animal cuesta una media de 700 euros anuales

Cuando una persona regala un animal en Navidad no suele tener en cuenta estos gastos que tendrá que afrontar el destinatario del ‘regalo’ a lo largo de los años. Silvia nos explica que “entre desparasitaciones, vacunaciones y alimento de gama alta para un animal de unos 20 kg podemos estar hablando de unos 700 euros anuales, sin contar ningún gasto por enfermedad o accidente. Solamente cuidados preventivos y alimentación. A este gasto habría que sumarle los seguros de responsabilidad civil, obligatorios en la mayoría de las comunidades.

Por qué no debes regalar animales esta Navidad

En el caso de un gato el gasto será más o menos similar, ya que un gato además de cuidados preventivos y alimentación necesita zonas de juego y zonas de eliminación (arenero y arena)”.

Y es que: ¿Sabes bien qué vacunas y qué tipo de desparasitaciones debe recibir un perro o un gato cuando ingresa en una familia y con qué frecuencia deben repetirse a lo largo del tiempo? Silvia detalla que existen muchos productos en el mercado, por lo que la frecuencia dependerá del producto elegido. No obstante, “la desparasitación interna (tenias y gusanos redondos) suele ser trimestral en animales con poco riesgo. La desparasitación externa (pulgas, garrapatas, piojos, ácaros, etc.) suele ser mensual. Como hemos mencionado, hay muchas soluciones que combinan ambas desparasitaciones en un sólo producto, o que se pueden usar de forma trimestral”.

Por qué no debes regalar animales esta Navidad

Con respecto a las vacunas, “tenemos la de la rabia (obligatoria en muchas comunidades), las vacunas contra enfermedades víricas caninas (parvovirus, moquillo, hepatitis, leptospira…) y las vacunas contra enfermedades víricas felinas (leucemia, panleucopenia, calicivirus, herpesvirus…). Estas vacunaciones en los cachorros necesitan un recordatorio al mes de la primovacunación. Después, la pauta de revacunación varía, pudiendo ser anual o bianual, y depende de la enfermedad y del riesgo del paciente”, indica la veterinaria.

No compres nunca un animal: ¡Adóptalo!

Si después de plantearte los pros y los contras, y con todos estos datos en la mano, estás seguro de que quieres un nuevo compañero, en Elektra te recomendamos encarecidamente que lo adoptes.

Y lo hacemos porque sabemos que existen miles de animales esperando una familia en perreras y protectoras de animales, y las vidas de muchos de ellos corren peligro. Son seres increíbles, que solo necesitan una oportunidad para ser felices y para hacer felices a quienes se animen a dársela.

“En un país como el nuestro, en el que miles de perros y gatos esperan su oportunidad en perreras, protectoras y casas de acogida y también en las calles, moralmente no hay otro camino que no sea la adopción”, apunta Miriam García, presidenta de DAZ. “Comprar un animal implica respaldar la industria que convierte las vidas en mercancías. Además eleva el número de animales que viven criando sin parar para que nazcan cachorritos que, si no son vendidos… ¿qué será de ellos? Mientras tanto, otros muchos que ya han nacido, esperan tras unos barrotes”.

Por qué no debes regalar animales esta Navidad

Así que, si realmente estás decidido a dar el paso, no dudes en ponerte en contacto con una asociación o con una protectora y salva una vida en lugar de comprarla.

En DAZ gestionan adopciones a nivel nacional y estarán encantados de ayudarte en el proceso, y de presentarte a los maravillosos animales que esperan, con ellos, a su familia definitiva: Luna, Charlie, Zuma, Grease, Amy, Mika, Pan, Elsa… son solo algunos de sus nombres ¡Descubre sus historias y déjate enamorar por alguno de ellos en las redes sociales de la asociación!

Puedes ponerte en contacto con DAZ a través del correo defensanimalzamora@gmail.com o del teléfono 622 934 562.

 

 

No Comments Yet

Comments are closed